Reparación de Frigorífico en Oviedo



Llámanos 984 200 320

Los frigoríficos son ese tipo de accesorios indispensables en cualquier hogar. Probablemente, ni siquiera nos detengamos a pensar en el mismo, pero basta con señalar que, dentro de los electrodomésticos, es uno de los más útiles y caros, por lo que no deberíamos descuidar su mantenimiento. 

Ahora bien, cuando falla el frigorífico tenemos que considerar que su traslado puede resultar bastante incómodo, adicional que al moverlo podemos causarle peores daños. Es por eso que una de las mejores formas de solventar sus desperfectos es acudiendo a una reparación a domicilio.

¿Cómo saber si mi frigorífico necesita reparación?

Las neveras y refrigeradores son frigoríficos cuyos desperfectos son muy fáciles de detectar. Así, cuando algo no marcha bien, se detectarán problemas en la cadena de frío, con cambios de temperatura. También, es común escuchar ruidos molestos y repentinos que pueden provenir de cualquier parte del equipo.

Si esta es tu situación, obligatoriamente tu frigorífico necesita reparación, pues al evidenciarse cualquiera de estas señas, queda claro que ya hay un desperfecto. En todo caso, recuerda que el coste de estos equipos hace que, en la mayoría de los casos, sea prohibitivo acudir a la compra de un nuevo electrodoméstico, por lo que siempre será mejor repararlos a cambiarlos. Además de que una buena reparación le garantizará años de vida útil a tu nevera o refrigerador.

Conoce los daños más comunes que puede sufrir una nevera en Oviedo 

Nuestros expertos han elaborado una lista de los daños más comunes que sufren los clientes, al momento de reportar un desperfecto. Ahora bien, esto no supone que las averías que reportaremos sean las únicas, pero sí que son las más frecuentes en la mayoría de los casos. 

Daños en el motor

Todo frigorífico funciona con un motor en constante funcionamiento, lo que significa que su desgaste es continuo. Esto genera que el primer daño que sufran los equipos de refrigeración sea en el motor. Así, es de recordar que el motor de estos equipos de refrigeración está compuesto de un compresor, que produce toda la cadena de frío del equipo, por lo tanto, al ser la pieza de mayor trabajo, también es la que queda más expuesta a daños de cualquier tipo. 

Ahora bien, es de tener en cuenta que en la mayoría de los casos la reparación del motor de los frigoríficos no es posible, por lo que deberá reemplazarse la pieza. Este motor puede conseguirse nuevo o de segunda mano en Oviedo, pero con independencia de la elección, la instalación debe provenir de parte de un profesional. Solo así, se evitarán daños mayores.

Obstrucciones en la resistencia, termostato o tubos de refrigeración 

El agua es compleja y su estado cambia según la temperatura. Esto genera que se acumulen trozos de hielo y escarcha en todas las partes de un frigorífico, previo a que el agua se haga sólida. Así, es sumamente común que veamos escarcha en nuestros frigoríficos, aun cuando la misma no genere escarcha. Ello, debido a la condensación de los líquidos que guardemos dentro. 

Estas obstrucciones pueden generar problemas y desperfectos en el termostato, pero si no se corrigen a tiempo, incluso pueden afectar el motor. 

Fuga de gas

Las fugas son un problema serio, ya que su reparación es bastante difícil. Además, si no se corrige la causa, que usualmente es el evaporador, el problema se seguirá presentando una y otra vez. 

Ahora bien, un evaporador tiene un coste considerable, aunque también es posible repararlos. Asimismo, es de tener en cuenta que las fugas de gas son de rápida detección y un buen profesional podrá indicarle si es prudente repararla o si hará falta cambiar el evaporador del frigorífico. 

Exponer el frigorífico a fuentes de calor

Un error habitual en cualquier cocina en Oviedo es colocar el frigorífico junto a al horno o cualquier sistema de calor. Al respecto, es de recordar que estos equipos cuentan con un sistema de refrigeración continuo, por lo que toda exposición a una fuente de calor externa generará averías casi instantáneas. 

De igual manera, debemos evitar que el sol le pegue al equipo de refrigeración de forma directa, pues igualmente se pueden producir problemas en la cadena de frío. 

En este sentido, las fuentes de calor externas pueden generar daños específicos en determinadas piezas, de fácil reemplazo, pero igualmente deben ser cambiadas por un profesional.

¿Puedo reparar yo mismo mi frigorífico en Oviedo?

¡La respuesta es un rotundo NO! Los frigoríficos como neveras y refrigeradores tienen un sistema de funcionamiento complejo. El mismo se compone de tuberías, cableado y sensores de temperatura, cuyo mal reemplazo o manejo puede ocasionar daños aún más serios al equipo. 

En todo caso, recuerde que ofrecemos el servicio de reparación a domicilio, por lo que no tendrá que mover su nevera de su hogar u oficina. Nuestros Técnicos podrán chequear el desperfecto y realizar la reparación en el propio lugar. 

Si estás en Oviedo y necesitas la reparación o mantenimiento de tu frigorífico, no dudes en llamarnos. 

CONTÁCTENOS

Escriba, por favor su pregunta, su dirección electrónica y su teléfono; nosotros le responderemos a la mayor brevedad posible.

 

Dirección

Calle Arroyo Vaqueros 11 (Bajo La Corredoria), 33011 Oviedo

Correo Electrónico

info.sataverias@gmail.com

Teléfono

984 200 320

Whatsapp

688287072

publi
Abrir chat
1
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?